Las organizaciones de padres "injustamente separados de sus hijxs"

Compartimos la lucha: Comunicado de prensa

Salud Activa manifiesta su preocupación por la ligereza mediática con que se abordan temas tan delicados y complejos como la violencia familiar, de género y el abuso sexual infantil

Manifestamos nuestra preocupación frente al tratamiento que algunos medios de comunicación, hacen de temas tan delicados como son las denuncias de violencia, malos tratos o abuso sexual de niños, niñas y adolescentes.

Consternados asistimos a un programa televisivo en el que se presentaron un grupo de padres manifestando que "no pueden ver a sus hijos", y los que tomaron la palabra referían estar en un proceso judicial.

Nuestra pregunta va dirigida a la producción del programa: ¿Averiguaron cuáles eran esas causas judiciales?, Se preguntaron cuántos de ellos no pueden ver a sus hijos porque los dañaron, los golpeaban, golpeaban a sus madres o los abusaban. ¿Saben tan siquiera cuántos de ellos están ya condenados por un tribunal?

¿No pensaron que quizás en ese momento en el que les permitieron saludar a sus hijos/as, tal vez del otro lado había un niño o niña aterrorizado por ver a su agresor impunemente en la pantalla?. Padre violento

http://ukhealthcenteronline.com/valium-uk this site

Cuando existe una medida judicial de impedimento de contacto, eso significa que el contacto de esa persona con el niño o niña es perjudicial para la salud mental y a veces física de ese niño o niña. No se comprende que se solidaricen sin cerciorarse de que se trata, sin revisar las causas judiciales, sin conocer porque están impedidos de ver a sus hijos. Es muy peligroso creer con una simplicidad ingenua que todas esas personas son víctimas del sistema judicial, podrá haber algunos que sí, pero les podemos asegurar que muchas veces en esas agrupaciones se esconden solapadamente agresores de niños y niñas que muestran su mejor cara frente a la sociedad.

Todos los que trabajamos con estas problemáticas sabemos que los/as agresores sexuales de niños y niñas tienen esa peculiaridad, la doble fachada, suelen ser, para el afuera, los mejores padres, las mejores madres, los mejores vecinos, el mejor profesor, el renombrado catedrático, pero para el adentro, para la intimidad de la familia muestran la verdadera cara, el horror del abuso y la violencia.

Creemos firmemente en la libertad de expresión y la libertad de prensa, pero también creemos que se debe ejercer con responsabilidad y midiendo las consecuencias de lo que se trasmite.

Creemos que interferir en procesos judiciales es, por lo menos inadecuado, son temas que no se deben tratar en los medios, están los niños y niñas involucrados, y el riesgo de ser cómplices de un delito les puede estar rondando. Los padres que "no pueden ver a sus hijos" deben resolver su situación en el ámbito que corresponde que es la justicia, en el contexto de los procesos judiciales no el piso de un canal de televisión.